Retorno Viajes

De Viaje por Mozambique (parte 3)

Día 9. Vilanculos – Inhassoro Saliendo a primera hora de la mañana, en apenas 1 hora y media aprox. habremos alcanzado Inhassoro, próxima etapa en nuestro recorrido, situado a 94 km aprox. al norte de Vilanculos, en la parte continental en las idílicas costas del Océano Indico, frente al extremo norte de la Isla de Bazaruto. Retomaremos la carretera EN1 dirección norte hasta alcanzar el desvío que hay hacia Inhassoro (derecha). Desde este punto deberemos continuar 15km sobre una pista sin asfaltar. No es de extrañar que a lo largo del trayecto encontremos múltiples puestos móviles de policía. Se recomienda no superar los 60km/ hora sino queremos pagar una considerable multa, a menudo es ésta su única fuente de ingresos. Son muchas las opciones que este maravilloso destino pone al alcance del visitante. Relajarse en paradisíacas playas bañadas por las cálidas y cristalinas aguas del Océano Índico, disfrutar del sosegado ambiente del entorno colindante, practicar deportes naúticos, entre otros. Inhassoro está creciendo rápidamente como un destino turístico. En los últimos años se ha convertido en uno de los mejores y más importantes destinos de pesca deportiva, albergando algunos de los eventos y torneos internacionales del mundo. Sus aguas son excelentes para la práctica de pesca a mosca, una modalidad de pesca que utiliza una caña y señuelo artificial llamado «mosca». El Marlin Negro, el Marlin Azul y el de Rayado, las Barracudas, enormes tiburones, el Peixe Borboleta o Mariposa que son algunos de los peces más bonitos y brillantes del Océao Índico (mejor época para viajar a partir de Agosto). Este destino además ofrece algo especial a los amantes de la avifauna. Desde Inhassoro es posible disfrutar de fascinantes excursiones y salidas a las islas vecinas y alrededores. La mayoría de los alojamientos ofrecen paquetes a medida con todos los servicios incluidos, incluso el alquiler de embarcaciones tradicionales. Será interesante poder conocer y compartir con las comunidades locales su cultura y formas de vida, que gira en torno a la familia, que como unidad nuclear doméstica prevalece en la estructura social jerarquizada de Inhassoro con un tipo de relación patrilineal (el estatus es transmitido de varones en varones). Johnson’s Bar, situado a escasa distancia de la playa, justo al norte de la ciudad, se ha convertido en un lugar popular para reunirse. Ofrece un fabuloso y cercano servicio y ambiente familiar, con excelente comida y una amplia carta de bebidas locales e importadas. El ambiente está asegurado tanto de día como de noche. Desde la terraza del restaurante del Seta Hotel disfrutaremos de unas espectaculares vistas al Océano Índico. La calidad del pescado y el marisco y la deliciosa cocina portuguesa que ofrece la costa mozambiqueña es algo que no podemos dejar de probar. Mozambique Horse Safari está especializada en recorridos a caballo hechos a medida y paseos a pie de día con servicios totalmente customizados; Una experiencia apasionante, donde la diversión y la aventura estarán aseguradas. Son múltiples las fórmulas de alojamiento que encontraremos en Inhassoro, desde campings a exclusivos resorts de súper lujo con vistas y acceso directo a algunas de las playas más hermosas del litoral mozambiqueño. Muy recomendable Inhassoro Beach Lodge.

Días 10, 11 y 12. Inhassoro – Parque Nacional Gorongosa La aventura continuará en el Parque Nacional de Gorongosa (6.000km2), ubicado en el extremo sur del gran valle africano oriental del Rift, cuya cota más alta alcanza los 1.862 msnm. Retomamos la carretera EN1 dirección norte hasta alcanzar las inmediaciones al Parque. Continuamos por el desvío 218 y nos desviamos por la carretera 433 (422km – 5 horas y media aprox.). En época de lluvias (de noviembre a abril) el tránsito sólo se hace posible con 4X4, tornándose intransitable en tiempos de fuertes lluvias. El uso de 4×4 se vuelve esencial incluso casi en la época seca. Existe un parking a disposición del visitante (la tarifa varía según temporada). No obstante, y antes de salir de Inhassoro, aunque aun dispongamos de reservas suficientes, se recomienda no esperar a que el depósito se vacíe, pues una vez que avanzamos hacia el norte, una vez pasado Maputo, el aprovisionamiento se va limitando y dispersando. En las pedanías de Inhassoro encontraremos un puesto de repostaje. De igual manera se recomienda provisionarse de comida y bebida para al menos dos días, y medicinas suficientes, pues apenas encontraremos farmacias a lo largo del recorrido. El Parque ofrece algo para todo aquel interesado en la vida salvaje del continente africano y la espectacularidad y belleza de sus paisajes naturales. La fusión de rasgos autóctonos permitió el desarrollo de algunas de las poblaciones más densas de fauna salvaje de toda África, incluyendo algunos de las poblaciones más carismáticas de carnívoros y herbívoros, y alrededor de 500 especies de aves, muchas de ellas sino endémicas casi-endémicas, que hoy día continúan recuperándose de los estragos que provocó la guerra civil de Mozambique. A pesar de ello es una de las zonas mejor conservadas de Mozambique. Se organizan safaris en 4×4 acondicionados al uso por la Sabana boscosa, tanto al amancer como al atardecer, donde tendremos la oportunidad de divisar a leones, elefantes, búfalos, leopardos, cebras de Burchelli, hienas, reduncas, impalas, sunis, rinocerontes negros, saltarrocas, bubal entre otras especies. Entre la abundante avifauna es frecuente ver pelicanos, grullas carunculadas y secretarios, entre otras. Entre ellas destaca las expediciones guiadas a las Cascada da Sierra do Gondorosa, ruta que comprende un recorrido aprox. de 1 hora en 4×4 que discurre por carreteras y pistas de arena para continuar con una caminata de 3 horas de duración aprox. atravesando la sierra hasta alcanzar las mencionados saltos de agua. Una vez allí, podremos refrescarnos en una de las piscinas naturales. Tras comer se emprende el camino de regreso. En el Lago Urema y sus cursos de agua apreciaremos comunidades de cocodrilos e hipopótamos. El Parque mantiene sus puertas abiertas al público de 6am a 6pm. Para más información contactar con las oficinas del Parque: +258 23535010/ 823020604 o a través de contact@gorongosa.net. Dentro del parque, el Chitengo Safari Camp dispone de bungalós y un campamento con restaurante y área para parrilladas; se pueden disfrutar paseos sin chófer o bien contratar un guía con vehículo abierto. El restaurante ofrece comida típicamente mozambiqueña a precios asequibles. La Comunidad de Mujeres do Vinho se encarga de suministrar gran parte de los suministros y aprovisionamientos necesarios. El clima es de un tipo húmedo tropical de sabana, con una temperatura media de 25ºC. Las nieblas son comunes en los meses de invierno. Para las noches se recomienda llevar una prenda de abrigo.

Día 13. Parque Nacional Gorongosa – Beira

Si decidimos pasar dos noches en Gorongosa, partiremos la mañana del catorceavo día hacia la penúltima ciudad que cierra nuestra ruta: Beira, capital de la provincia de Sofola, segunda ciudad más grande de Mozambique después de Maputo, y uno de los principales centros comerciales del país, con el tercerpuerto más grande del país tras Maputo y Nacala.

Saliendo del desvío de la carretera 433 (18 km), retomamos la carretera 218 (11 km) hasta su término. Girando a mano izquierda saldremos a la EN6, que nos desplazará directamente a Beira (160 km – 2 horas y cuarto aprox.). Si viajamos desde otro destino, la ciudad está perfectamente conectada con otros destinos a través del ferrocarril. La ciudad cuenta además con su propio aeropuerto, que atiende fundamentalmente a conexiones nacionales.

Situada en la costa del Canal de Mozambique, en la desembocadura del río Pungwe, en la franja central del litoral, se trata de una fusión de la África tropical, continental y oriental. Beira, fue fundada en el año 1890 en los tiempos de colonia portuguesa, de allí su nombre de raíces europeas en honor a un príncipe de la Corona de Portugal.

La ciudad tiene la dudosa distinción de haber sido uno de las ciudades menos frecuentadas del sur de África, entre muchos viajeros. Hoy día, a pesar de sus elevados índices de criminalidad y de pobreza masiva, y sus aún abiertas heridas de guerra, Beira se ha convertido en un lugar de paso obligatorio de camino hacia el norte del país. Los restos de tiempos de esplendor se reflejan en construcciones derruidas como el Grande Hotel.

Os animamos a recorrer el centro de la ciudad, pasear por su plaza en torno a la cual se levantan hermosos edificios coloniales, visitar su catedral y sus comercios. Y para disfrutar del animado ambiente de sus calles, nada más agradable que tomar algo en la terraza de un café.

La Casa dos Bicos y la Estación Ferroviaria son ejemplo de algunos de las construcciones e infraestructura modernistas que guardan todavía hoy la esencia de la era colonial. En verano (de octubre a febrero), el clima se torno especialmente cálido y húmedo, alcanzando los 40ºC. Para sofocar las altas temperaturas se propone visitar la célebre Playa de Makuti. El Faro do Río Macuti destaca entre uno de sus principales atractivos.

Las mejores playas de la ciudad se encuentran entre el Club Náutico y el Farol. Existen travesías en barco desde el puerto hasta la Playa de Savane, emplazada a 32 km de Beira. El viaje de una duración aprox. de entre 5 a 10 minutos, eno tiene desperdicio. Otra playa de referencia es la Playa Nova, situada en mar abierto.

Aunque no se trata de una ciudad excesivamente peligrosa, se recomienda no frecuentar aquellas zonas más degradadas y problemáticas como el área en el que se encuentra el Grande Hotel Beira. El único hotel resaltante en la ciudad es el «Tivoli» (Av. De Bagamoio, 363), con cuartos pequeños, pero limpios; está localizado en el centro de la ciudad (Tel.: (+258) 23-320300; h.tivoli-beira@teledata.mz). Otras opciones son el Hotel VIP Inn y el Sena Hotel.

En Ca Te Espero, ubicado en una de las calles del centro de la ciudad, encontraremos un lugar ideal donde disfrutar de deliciosos platos al más puro estilo portugués. Su especialidad es la carne de cerdo. Se recomienda la Carne de Porco Alentejana, el Piri-Piri-Chicken. Si viajamos en domingo no podemos dejar de probar su famoso Cozido à Portuguêsa.

Antes de viajar al lugar se recomienda tomar las precauciones debidas contra la malaria.

 

Día 14. Beira – Maputo

Desde el centro de la ciudad de Beira nos dirigimos al Aeropuerto Internacional, situadodo a 9 km de distancia dirección noroeste (a 15 minutos aprox.), desde donde retomaremos el vuelo de regreso a la capital (720 km – 1 hora aprox.), punto en el que cerraremos el recorrido y desde donde tomaremos el vuelo de regreso a España.

Se recuerda que antes de viajar, tendremos que atender al pago de las correspondientes tasas de salida en ambos aeropuertos, siendo de 10$ aprox. para vuelos domésticos y 30$ aprox. para vuelos internacionales.

Si disponemos de tiempo suficiente recomendamos disfrutaremos de un recorrido a pie por el centro de esta dinámica y enérgica ciudad, donde descubriremos su fascinante arquitectura colonial, dinamismo cultural, coloridos y variopintos mercados y, como no, su agitada vida nocturna.

En Maputo visitaremos alguno de sus principales museos, como el de Historia Natural de Mozambique, el museo militar, la catedral católica de Nuestra Señora de Fátima o la Biblioteca Nacional. Maputo pone a disposición del visitante hermosas playas como Catembe, Costa do Sol y Ponta d’Ouro.

Muy recomendada la visita a la Isla de Inhaca (a 30 km de la ciudad sobre la Bahía de Maputo), considerada patrimonio biológico de la humanidad, surge como un paraíso tropical de blancas playas y palmeras, donde se pueden admirar magníficos arrecifes de coral, tortugas marinas y una gran diversidad de especies únicas.

En Maputo podremos vivir una gran experiencia gastronómica con sus excelentes pescados y gambas, de legendario tamaño y calidad. Recomendamos cenar el Mercado do Peixe, uno de los lugares de mayor tradición donde se come mariscos en la capital. Es el mismo viajero, quien al llegar al mercado se encarga de comprar el marisco a su elección para luego entregárselo a las mujeres, que en la parte de atrás se encargan de prepararlo al gusto del viajero. La vida nocturna en la capital es especialmente activa.

Innumerables cafés, bares y discotecas se extienden a lo largo de la zona central, en los que apreciaremos un marcado ambiente latino. En cualquiera de los locales de la capital podremos bailar al son de la Marrabenta, estilo de música urbano y moderno originario de Maputo.

Al igual que Beira, pesar de sus elevados índices de pobreza y criminalidad, es un destino mucho más seguro que otros lugares del continente africano.

Si por cuestiones de horarios debemos pernoctar en la capital, disponemos del Terminus, uno de los hoteles de mejor relación calidad-precio, céntrico y muy práctico. También contamos con Fatima´s Backpackers, una alternativa más económica pero no tan céntrica, elegida principalmente por mochileros. Maputos Backpackers y Casa Gaiato son otras de las opciones más destacadas.

Y de vuelta a Madrid y a trabajar en cerrajeros Madrid economicos.