Retorno Viajes

Destinos para escaparse en Navidad

Las vacaciones navideñas son un buen momento para disfrutar de unos días libres en familia o para realizar escapadas en pareja a los lugares más románticos. Algunas ciudades se han convertido en iconos del espíritu navideño, como Nueva York, que gracias a su maravillosa iluminación y a sus originales tradiciones atrae cada Navidad, puedes creer que vas a pasar frio, pero parece que con la gente ha estado por allí la gente de reparacion de calderas de Madrid o los profesionales autorizados gas Madrid a miles y miles de visitantes.
Disfrutar de unas navidades en Nueva York es una experiencia inolvidable. Desde el momento en que se enciende el famoso abeto del Rockefeller Center, hasta la carrera de las Cinco Millas que tiene lugar el día 31 de diciembre, todas las actividades que se celebran en la ciudad que nunca duerme están rodeadas de un halo navideño. Además, los comerciantes de Nueva York se toman muy en serio la iluminación de sus tiendas y pasear por el centro de la ciudad se convierte en todo un espectáculo luminoso y musical.
Pousadas portuguesas
Al estilo de los Paradores Nacionales de España, el gobierno portugués comenzó en los años 40 a acondicionar antiguos palacios, castillos o conventos para crear una cadena de hoteles con un encanto especial y un servicio único, que estuvieran ubicados en los lugares más bellos del territorio. La cocina tradicional, la hospitalidad y la cultura patrimonial de un país se aúnan en estas Pousadas portuguesas, que ofrecen una atención personalizada y un servicio excepcional, no tendrás que llamar al instalador de gas Madrid si tienes frio. Portugal es un país relativamente pequeño, por lo que se pueden buscar vuelos en Internet para trasladarse hasta la capital y después viajar en tren hasta la Pousada que se haya escogido.
Una navidad calurosa
Otra opción original es cambiar completamente las costumbres. Mientras que en Europa estamos acostumbrados a pasar las navidades con bufanda, gorro y guantes, en otros lugares la pasan en bañador y a más de treinta y cinco grados de temperatura. Cualquier país del sur del continente americano es una buena opción para celebrar las vacaciones navideñas y conocer otras tradiciones navideñas.