Retorno

Portugal: un país maravilloso

Portugal es de esos países que lo tiene todo: paisajes increíbles, ciudades llenas de encanto, playas idílicas y una gastronomía irresistible. Podrían plantearse mil visitas a este país y el viajero, seguramente, no llegara a cansarse de él. Y es así porque se necesita mucho tiempo, mucho, para siquiera acercarse al a esencia de Portugal.

En nuestro recorrido, con el fondo de un melancólico fado, paramos primero en algunas de sus ciudades. Comenzamos en la maravillosa Lisboa, con su aire decadente, sus callejuelas, su castillo y su Plaza del Comercio, abierta al mar por uno de sus lados.

Vamos después a Oporto y su colorido y bellísimo barrio de La Ribeira, a orillas del Duero. Nuestra siguiente parada es Sintra, donde hay que maravillarse con la peculiar arquitectura del Palacio da Pena. De ahí iremos a Coimbra, donde destaca su magnífica universidad; al bello pueblo medieval de Óbidos o a Guimaraes, cuna de Portugal.

Bajando hacia el sur encontraremos el Algarve, una verdadera maravilla de la naturaleza. Una región sembrada de espectaculares acantilados y calas, pero en la que, sobre todo, podremos disfrutar de las playas más increíbles que se pueda llegar a imaginar.

Siguiendo con la costa llegamos a otra zona de playa maravillosa, la Costa Caparica. La diferencia con el Algarve es que aquí las playas son kilométricas, perfectas si lo que se busca es descansar y olvidarse de todo.

Para los amantes de la naturaleza Portugal también ofrece rincones maravillosos. Podemos destacar la región del Duero, con sus barrancos, sus montañas y sus viñedos; el Parque Natural de Montesinho, en el norte; las idílicas cascadas de Pego do Inferno, a un paso del Algarve; o la sierra da Arrábida.

Y para quienes disfrutan del turismo gastronómico, Portugal es un verdadero paraíso. La cocina tradicional de este país es una verdadera delicia con dos estrellas: el bacalao y la carne de cerdo. Sin olvidar, por supuesto los dulces, los pasteles de Lisboa o las queijadas de Sintra, que son espectaculares.