Retorno

Sicilia

Si Italia tiene forma de bota, Sicilia sería aquella isla que la bota está a punto de patear. Hecho esta jocosa ubicación geográfica de Sicilia, hay que pasar directamente a destacar la gran belleza que posee. Ciudades como Palermo, Siracusa, Taormina, Lampedusa o Trapani suponen un auténtico regalo para los ojos de quienes las visitan. El valle sobre los Templos de Agrigento es una auténtica delicia que no hay que perderse, como también es esencial visitar la Necrópolis de Pantalica, la Ortigia de Siracusa o el Selinunte de Trapani.

Y toda esta belleza patrimonial, cultural y arquitectónica está bañada por las aguas de tres mares: el Mar Mediterráneo, el Mar Tirreno y el Mar Jónico; no hay que obviar que Silicia es la isla más grande de Italia, separado de su península por el estrecho de Messina. Entre los encantos sicilianos encontramos los volcanes Etna y Stromboli, dos símbolos de la riqueza orográfica de la zona. Sicilia, hermosa en sí misma, está además rodeada por pequeñas isletas exóticas y espectaculares, como Lípari, Pelagias, Pantelleria, Egadas o Ustica. Las rutas del vino, el agriturismo y las escapadas por los fastuososo prados verdes sicilianos son otras ofertas de interés para el turista que llega hasta Sicilia.

El Sur de Italia, lamentablemente, ha sufrido bastante más que el norte del país. Así, surgieron actividades como la mafia siciliana. Para el recuerdo quedan las películas de ‘El Padrino’, dirigidas por Francis Ford Coppola. Pues bien, Savoca, el lugar donde realmente se grabaron las secuencias sicilianas del film, se está convirtiendo en otro de los lugares obligados de peregrinación para los turistas que llegan hasta Sicilia. Savoca se sitúa a unos escasos 20 kilómetros de Taormina, justo en dirección a Messina. Existe incluso una ruta que guía al turista por algunos de los enclaves de ‘El Padrino’, como aquel mítico enclave en el que Michael Corleone decida casarse con una mujer que poco después es asesinada en un atentado.